Caseta familiar en la Feria del Carmen y de la Sal





Nuestra hermandad intenta estar presente en la vida social de la ciudad de San Fernando. Una de las citas ineludibles es la Feria del Carmen y de la Sal que se celebra en torno al 16 de julio, festividad de nuestra patrona la Virgen del Carmen. En este sentido, desde hace décadas instalamos nuestra caseta en el recinto ferial, tanto en el antiguo situado años atrás en el Parque Almirante Laulhé como en el actual emplazamiento del ferial en el recinto de la Magdalena

En este ferial de la Magdalena, la caseta del Huerto ha estado en dos emplazamientos. Hasta el s. XXI su tradicional ubicación fue en la calle Chato de la Isla, donde a mediados de la década de los noventa fue una de las casetas de referencias de las noches de feria isleña, coincidiendo con el auge que tuvo esta fiesta local no sólo en la ciudad sino como fiesta del verano en la bahía de Cádiz.  Recordamos el famoso poste central de donde pendían las distintas ristras de bombillas que alumbraban una caseta de grandes dimensiones en la que se bailaban las tradicionales sevillanas. De igual forma, era destacable la amplia participación de hermanos y colaboradores en el servicio de barra y cocina, gracias a lo cual se podía disfrutar de una carta de comida tradicional a base de tortillas de patatas, pimientos y pescaíto frito, montaditos, guisos y hasta caldos.   

Con el paso de los años la realidad de la feria cambió y con ello el ambiente en el entorno de esta primera ubicación, por lo que se decidió trasladar la caseta a la calle Alvarito de la Isla, en la cual actualmente se sitúan la mayoría de las casetas tradicionales que se instalan en el ferial. Grandes recuerdos tenemos de la feria del año 2006, desarrollado un par de meses antes de la coronación canónica de María Santísima de Gracia y Esperanza. Nuestra caseta fue lugar de visita obligado por todos los estamentos sociales de la ciudad que no quisieron perder la oportunidad de felicitar a los hermanos de nuestra corporación en un ambiente difícil de olvidar. 

La profesionalización de este tipo de fiestas llevó a la hermandad a subcontratar un servicio de catering en los años siguientes, el cual ha estado funcionando hasta el pasado año 2016, cuando los hermanos del Huerto han vuelto a tomar las riendas de la gestión de la barra y cocina de la caseta, ofreciendo una carta acorde a los tiempos actuales. 

En cuanto a la decoración de la caseta, nos hacemos eco de aquella caseta de comienzo de la década de los ochenta en los que se recreó una de las puertas de las salinas de San Fernando, incluyendo no sólo la pirámide de sal sino también el burro para transportarla. En los últimos años, el proceso de homogeneización de las portadas de las casetas establecido por el Ayuntamiento, reduce la decoración al interior de las mismas. Nuestra corporación siempre ha apostado por mantener el espíritu con el que nacieron estas fiestas y por ello siempre trata de presentar una decoración alegre y colorida, habiendo obtenido un accésit en la edición de 2013. 

Aunque es una feria principalmente nocturna, la caseta del Huerto abre en horario diurno en el famoso día de la Mujer, con un ambiente formidable y gran respuesta de público. Por último, destacamos cómo en los últimos años también se ha promovido la convivencia entre los hermanos, organizando una de las noches una cena de confraternización en la que participamos numerosos hermanos.