Casa de Hermandad

La casa de hermandad está ubicada en la C/ Carraca nº 49 en el barrio de La Pastora siendo un solar de propiedad de la cofradía. Es, junto con nuestra sede canónica, el lugar de encuentro con los hermanos y, aunque no es un lugar sagrado, en ella se debe guardar compostura, signo de que los que la usan y disfrutan son dignos hermanos de nuestra corporación.

La casa de hermandad es una vivienda típica isleña de una sola planta que cuenta con un patio de entrada con espadaña, un hall o pasillo central, la sala capitular donde se celebran las juntas y reuniones; la secretaría-tesorería donde se guarda el archivo de la hermandad; la mayordomía que es un espacio diáfano donde están los pasos procesionales así como buena parte del Patrimonio de la hermandad y un pequeño aseo. 


En esta casa, la hermandad guarda el Patrimonio de la misma, tanto los dos pasos procesionales como las insignias y atributos, ajuar y vestimentas de nuestros amantísimos titulares y las túnicas de nazarenos que tiene en propiedad la corporación, además del archivo documental que recoge la historia de nuestra cofradía. Aquí se celebran habitualmente las reuniones tanto de la Junta de Gobierno como del Grupo Joven, así como otro tipo de actividades como pueden ser charlas de formación, convivencias o el reparto de las túnicas para la salida procesional.

Aunque es cierto que en los últimos años se han hecho mejoras y trabajos de mantenimiento, la conservación de todos estos bienes no se hace fácil debido a la antigüedad que presenta la finca. Por este motivo, la actual Junta de Gobierno actualmente está trabajando en el estudio de viabilidad económica para la construcción de una nueva Casa de Hermanad en los terrenos donde se levanta la actual sede. Esta proyecto de construcción de una nueva Casa de Hermandad ha sido aprobado en cabildo general extraordinario por los hermanos del Huerto el pasado 1 de abril de 2017.

Se trata de un proyecto de un nuevo espacio que venga no sólo a conservar y exponer el Patrimonio Material acumulado, sino también que esté preparado para ser una sede con garantías de calidad para el futuro; una sede que tendrá también que será más amplia que la actual, para poder así llevar a cabo una auténtica vida de Hermandad. La primera piedra de esta nueva construcción está previsto que se coloque tras la Semana Santa de 2019.