Escudo

El escudo está formado por una cruz con los cuatro brazos de igual medida que intersectan en ángulo recto (crux immissa quadrata) rematada por la tiara pontificia en prueba de la especial fidelidad que nuestra corporación le rinde al Santo Padre El Papa. La cruz es blanca y en su interior se inserta el cáliz de la amargura. Rodeando a la Cruz, aparece una rama de olivo, según se mira a la derecha y una palma a la izquierda. Tanto el cáliz como la rama de olivo hacen referencia al pasaje evangélico de la Sagrada Oración de Ntro. Señor Jesucristo en el Huerto de Gethsemaní cuando pronunció las palabras recogidas en el evangelio de San Lucas (22, 42) "Padre, si quieres aparta de mí este cáliz pero no se haga mi voluntad, sino la tuya". Además, la rama de olivo es signo de regeneración, de paz y prosperidad. Por su parte, la palma es símbolo de la victoria, inmortalidad y gloria de Jesucristo ante el mal.

El lema de esta Hermandad es el del episcopado de nuestro titular el Beato Marcelo Spínola: “Omnia possum in eo ”, que significa Todo lo puedo en él, en referencia al Corazón de Jesús.


Escudo actual